VIVE RÁPIDO. MUERE JOVEN Y DEJA UN BONITO CADAVER (UN TEXTO SOBRE NIHILISTAS)

 VIVE RÁPIDO. MUERE JOVEN Y DEJA UN BONITO CADAVER  (UN TEXTO SOBRE NIHILISTAS)

En ese sentido Kurt, no fue el primero en hacerlo. Pero si el que más daño hizo a los nihilistas integrantes de mi generación. Aunque la cita del título no es suya, él la representa como pocos. Estoy convencido de que el origen de nuestros conflictos existenciales, radica en el hecho cierto de que nunca imaginamos la posibilidad de una vida después de los treintas.

No es queja, el viaje inicial para los ochenteros-noventeros del siglo pasado fue a todo tren. Aunque en estas latitudes no gozamos con el monopolio de soltarnos el pelo. Pienso en la movida madrileña y sus deliciosos excesos. Que acá no hubo nada que envidiarle, pero en cada país de occidente se cocieron habas.

Los coletazos de esta actitud ante la vida nos alcanzaron con este desgarbado guitarrista grundge, su estilo de pasarla a todo tren y partir pronto, que empataba con nuestros deseos juveniles de beberse el mundo de un jalón. Meta imposible de lograr, pero de cualquier manera había que intentarlo, con el resultado conocido. Ni nos bebimos el mundo y en cambio despertamos un día, habiendo sobrevivido a una larga secuencia de malas decisiones, vivencias abigarradas y demasiadas experiencias para almas tan jóvenes. Sin saber bien qué hacer con ellas ni en qué utilizarlas.

Sobrevivientes involuntarios de la propia vida, muchos camaradas no lo fueron. Así que, con ese fracaso de no poder irse en el glamour irresponsable de la inmediatez apresurada e irreflexiva, pasamos a la pregunta lógica: ¿Y ahora, qué sigue? ¿Qué hacer con el tiempo que nos queda?

Al menos eso fue lo que pensó quien escribe. No es queja, pero don Kurt no dejó receta para orientar periodos de calma, además el mundo comenzaba a desacelerarse, volviéndose correcto hasta la sosería. En fin, cada época tiene sus virtudes y lo contrario. Entonces, estos treintañeros se vieron obligados a encontrar significados vitales. No tardarían demasiado en aparecer, porque con todo y todo, traíamos mucho equipaje a cuestas. Anclajes de personalidad para la creación de nuevas vidas.

Interesante de pronto descubrirse bien armado, útil, valioso, equipado en mitad de todas las contradicciones internas y sinsentidos. Capaz, listo, preparado y además dispuesto a no partir sin haber cumplido ya no un destino manifiesto personalista. Sino seguir senderos de servicio a otros, porque el nihilismo está bueno para letras de canciones, más no para las exigencias del día a día.

Otro encuentro fortuito, en el equipaje venían algunas convicciones.

Así que a poco después de la primera vuelta, hay mucho por hacer y eso sí urge. Pues las primeras tres décadas, aunque no perdidas, tampoco fueron productivas.

Trascender.

Shayd Santillán.

Comentarios
Contenido Relacionado
LA INEFICAZ MEDIOCRIDAD DEL ABUSO Y CORRUPCIÓN

Nuestras necesidades provienen de la imperfección, somos seres no autosuficientes, por tanto obligados a comunicación e interacción con otros humanos Leer más...

EL LADO OSCURO DEL LIDERAZGO  

No se nace líder, aunque en efecto al nacer, en el paquete de cada uno vienen a veces aisladas y Leer más...

MEDIANÍA

A veces en ciertos foros y funciones específicas es posible observar con profundo interés antropológico, los muy particulares criterios de Leer más...

Redacción