LO TRAJERON DEMASIADO TARDE, SU VIDA PELIGRA

 LO TRAJERON DEMASIADO TARDE, SU VIDA PELIGRA
0

Ver: https://www.facebook.com/alfonsonavadlreyes/videos/409518900473202

Ese día, Rubén se quedó sentado en la sala de espera del consultorio médico del doctor Zobeck.

Todo parecía normal en la nueva normalidad. Decenas de infectados por coronavirus esperan ser atendidos por el doctor Zobeck.

Alguien atraviesa corriendo y pide a gritos que el doctor salga. El médico sale apresurado. En la calle valora a un paciente. Lo trajeron demasiado tarde, su vida peligra. El doctor indica que lo lleven de inmediato a internar a un hospital equipado.

Como médico, Zobeck es acertado en sus diagnósticos y tratamientos. Ha sacado adelante a la mayoría de sus pacientes covitosos.

Ese día, Rubén se sentó en una de las sillas. Nada extraño.

Como ser humano, la gente va con el doctor Zobeck por su buen tino, su buen trato y su buen precio. Les destina todo el tiempo del mundo. Cobra barato por consulta. Lo mejor: alivia, cura, sana, tranquiliza.

Ese día, Rubén no aguantó más los malestares y decidió ir a consultar al médico que le recomendaron. Él es el mejor, ve rápido porque tiene mucha gente.

El consultorio del doctor Zobeck está ubicado en una zona popular. Los vecinos corren la voz de la calidad del médico tratante. Todo el día tiene pacientes.

—Rubén –llamó el doctor Zobeck-. Nadie responde.

—Rubén –vuelve a nombrar el médico-. Nadie responde.

—¿Usted es Rubén? –pregunta el doctor Zobeck a cada una de las personas sentadas en la sala de espera.

Al llegar frente a Rubén, el doctor sabe que es él porque no contesta. Lo observa. Rubén está sin vida. El coronavirus fue implacable con Rubén. Se quedó sentado en la sala de espera. No hay nada qué hacer. Buscó ayuda demasiado tarde.

Platiqué con el doctor Zobeck. Su pasión es atender pacientes todo el día. Su mensaje es hacer caso a extremar precauciones. Cuidarse. Evitar el contacto con las personas. Salir lo menos posible. Quedarse en casa. Sólo aquel que no tiene otra opción para seguir vivo, que salga.

Le comento de recabar firmas casa por casa. Mueve la cabeza de un extremo a otro.

—No, no, no –afirma muy seguro el doctor Zobeck y sugiere- aguanta para dentro de tres años o busca una opción más sana, segura y saludable para impulsar los proyectos ciudadanos. Cuida la vida y la salud de los demás y cuida la tuya.

Quédate en casa. Sé un líder responsable que ama la vida y ve por la salud de su gente.

Comentarios
Contenido Relacionado
TOLUCA, GOBIERNO QUE SIRVA OTRA VEZ

Sentimiento ciudadano Por: Alfonso Nava de los Reyes Este gobierno municipal te detiene, te complica, entorpece. Este gobierno local te Leer más...

OVARIOS QUE OPRIMEN OVARIOS EN TOLUCA

Ver: https://www.facebook.com/alfonsonavadlreyes/photos/a.104195024790906/184257970117944/ Dalia es recepcionista. Su jefa es mujer. Entonces ¿qué hay de extraño ahí? Trabajadoras y trabajadores del gobierno municipal Leer más...

COMPREMOS 850 MIL 500 RECARGAS DE OXÍGENO, NO LA IMAGEN DEL ALCALDE

Video: https://www.facebook.com/alfonsonavadlreyes/videos/333246984459479 Toño está desesperado. Su familia completa tiene Covid-19. Su esposa necesita oxígeno. Toño llama por teléfono y pide ayuda. Leer más...

Alfonso Nava de los Reyes

Alfonso Nava de los Reyes

Alfonso Nava de los Reyes es profesionista independiente, economista y maestro normalista, cursó una maestría en comunicación y tecnología educativa. Defiende un criterio independiente, pensamiento crítico y acción realista.