INDUSTRIA ELÉCTRICA, ¿PÚBLICA O PRIVADA?

 INDUSTRIA ELÉCTRICA, ¿PÚBLICA O PRIVADA?
0

Los neoliberales asistencialistas argumentan que la privatización de la industria eléctrica favorece la competencia y abarata el monto del recibo que llega cada bimestre al buzón.

Los neoliberales populistas argumentan que la estatización de la industria eléctrica elimina abusos y abarata el monto del recibo que llega cada bimestre al buzón.

Los neoliberales asistencialistas piensan que la privatización de las ganancias de la industria eléctrica es favorable porque garantiza el abasto y baja los costos al consumidor.

Los neoliberales populistas piensan que la estatización de las ganancias de la industria eléctrica es favorable porque garantiza el abasto popular y baja los costos al consumidor.

El fondo entre privatizar y estatizar está en el control económico de los recursos que genere la industria eléctrica. Las dos formas debiesen ser eficientes, pública o privada, privada y pública, pero en México, la impunidad deja sin penalizar a los transgresores de los controles y regulaciones. Los abusos de los administradores privados son comparables a los abusos de los administradores públicos.

Si el fondo está en quién maneja los recursos económicos que genera la industria eléctrica y cómo los reparte, la historia mexicana desluce llena de funcionarios públicos millonarios y empresarios megaricos, ambos se apropian de las ganancias del sector eléctrico, al aprovechar los vacíos del Estado de Derecho.

La administración y gestión de la industria eléctrica, en la modalidad pública o privada, debiese resultar igual de competitiva. Pero, para los administradores públicos, las leyes son demasiado blandengues y se las pasan por el arco del triunfo porque no hay penas severas ni ganas de cumplir y hacer cumplir la ley. Del otro lado, los administradores privados sobrepasan cualquier límite para acumular ganancias a costa de obtener ventajas al margen del libre mercado y cargar los costos al consumidor.

Basta escuchar la propaganda del gobierno federal para notar la nostalgia en la argumentación ideológica. Advertir la falacia o el engaño al pueblo noble y sabio de México, acerca de que le devolverán la electricidad de la que alguna vez fue propietario.

Vaya. La electricidad se paga cada bimestre, si no la paga, se la quitan.

Es una falacia decir que la electricidad es del pueblo noble y sabio, a menos que sea la genera con su automóvil o alguna planta de luz a diésel o gasolina, paneles solares o el dinamo de su bicicleta.

Sin prejuzgar la fundamentación ambiental o financiera, estratégica o prioritaria, el sentido nacionalista o el abaratamiento del recibo de luz, mientras existan incentivos para delinquir desde el servicio público o desde la iniciativa privada, privatizar o estatizar, serán dos caras de una misma tragedia, la apropiación individual, indebida e ilegal, de la riqueza que se produce.

Comentarios
Contenido Relacionado
DIPUTADOS, ÉLITE BUROCRÁTICA

De 75 diputados locales, 58 estarán requetebién recompensados. Sin una agenda legislativa por cada uno de los partidos políticos, resulta Leer más...

PROPAGANDA FIRME, DESPILFARRO FUERTE

El gobierno del Estado de México gasta en servicios de comunicación social y publicidad 571 millones 27 mil 674 pesos Leer más...

EDOMÉX PIERDE COMPETITIVIDAD

El Edoméx se tambalea y pierde fuerza, se va hasta la posición 20 de 32 en el índice de competitividad Leer más...

Redacción

Redacción