¿ES NECESARIO SALIR A VOTAR EN LA ELECCIÓN INTERNA DEL SMSEM?

 ¿ES NECESARIO SALIR A VOTAR EN LA ELECCIÓN INTERNA DEL SMSEM?
+1

Estamos cavando un túnel, para salir de una bóveda subterránea. Tenemos una pala, de pronto; el mango se fracciona.

¿Qué acción sería más sensata?

– Arreglar el mango y seguir cavando.
– Tirar la pala y remover rocas con las manos.

Esa pala es el SMSEM, única herramienta para la defensa de nuestros derechos y legítimas demandas.

¿Tiene falencias? Sin duda.

¿Puede perfeccionarse esta herramienta? Sí.

Algunas maestras y maestros actúan, a veces sin saberlo, de manera contraproducente. Confunden agresión con participación, insulto con opinión, violencia con honestidad, grosería con libertad de expresión.

Abstención, con exigencia.

Violentan a este, el instrumento de todos.

Porque el SMSEM es la institución de TODOS los maestros. Sin distinción de opiniones, formas, creencias, colores y convicciones. Cada uno de nosotros cabe en él, en los foros que los maestros estatales hemos creado a lo largo de generaciones, para la manifestación de ideas.

Si estamos de acuerdo con la forma en que se maneja la vida sindical, participemos.

Pero si no lo estamos, participemos todavía más.

La respuesta es de una simpleza aplastante. Si no nos gusta la forma en que nuestro delegado se conduce, convirtámonos en delegados de nuestra Zona Escolar. Ganemos las voluntades de nuestros compañeros con propuestas, acciones de mejora.

Venzamos y convenzamos con sufragios.

Este es el punto: El SMSEM no es el instituto, el edificio, ni los congresos. No las concentraciones ni festividades.

El SMSEM, como ente vivo que condensa NUESTROS sueños, esperanzas y legítimas demandas laborales, económicas, sociales, de salud; es de todos. Decirlo es mucho más que una frase. EL SMSEM, es la suma de voluntades, voces, ideas, incluso aquellas que son expresadas de forma vigorosa y apasionada.

Incluso si son discordantes.

Siempre que sean emitidas al interior de nuestro sindicato.

Y en este momento, la voz se expresa yendo a votar..

La fuerza del SMSEM radica en su poder de gestión. A mayor cantidad de votos, más fuerza de negociación. Es momento de salir y hablar en las urnas.

La cita es el 24 de octubre.

Mandemos un mensaje claro, el de la unidad, de caminar juntos, ajenos de divisiones que nos debilitan.

Si tenemos algo que decir, hagámoslo. Nunca ha sido tan sencillo argumentar, como hoy. Y si deseamos hacerlo en los foros legales de nuestro instituto político gremial, exijamos a nuestro delegado que levante la voz. NUESTRA VOZ. Si nuestro delegado calla, entonces seamos nosotros mismos la clase de líderes que creemos merecer.

Participemos de forma activa, pública, dando un paso al frente.

Ejerzamos nuestro liderazgo.

Cualquiera puede escribir opiniones detrás de un teclado, amparado en el anonimato. Cualquiera puede injuriar, vilipendiar. TODOS podemos quejarnos, pero los maestros nos merecemos decir lo que pensamos, con nombre y apellido. Defender aquello en que creemos, mirándonos a los ojos.

Como las y los hermanos de clase que somos.

No es necesario que pensemos igual, pero es imprescindible debatir, rebatir y confrontar, ideas, discrepancias. Enfrentados en argumentos y razones, no en personas. No compitiendo por ver quién grita más fuerte, creyendo que con ello deja en claro sus premisas.

No contraponemos nuestras ideologías para ostentar el difuso privilegio de la razón. Sino para construir en conjunto, la lucha de contrarios es la verdadera generadora de cambios.

Pluralidad en el pensamiento, unidad en la acción.

Para lograr lo anterior, somos necesarios TODOS. Bienvenidos los que piensen distinto, en respeto a la institución que generaciones de maestros construyeron para nosotros, resguardémosla. Porque es en su interior donde ocurren las metamorfosis.

Entendiendo que antes que nada, somos maestros.

Actuar de otra forma, significa debilitarnos y con ello, fortalecer a aquellos que se benefician de la división y encono entre hermanos de clase.

Hay que optimizar la pala desde adentro. No tirarla, para luego lamentarnos de excavamos con las manos.

Maestras, maestros, nos vemos este domingo 24 de octubre.

Shayd Santillán.

Agremiado del SMSEM.

Comentarios
Contenido Relacionado
CONVIRTÁMONOS EN LOS LÍDERES QUE CREEMOS MERECER

En las últimas semanas, a propósito de las actividades públicas que me apasionan, escucho de forma recurrente una serie de Leer más...

LA ECLOSIÓN DEL SMSEM

Hermanas y hermanos de clase, este año y el anterior han sido inéditos. En el transcurso de pocos meses, tuvimos Leer más...

DE PRIMERA O DE TERCERA

UN TEXTO SOBRE DÓNDE ELEGIMOS ESTAR Dicen las abuelas que, el “que con lobos anda, a aullar se enseña”. Mi Leer más...

Redacción

Redacción